Buscar este blog

domingo, 13 de septiembre de 2009

En el Cementerio.














Dirty snow bank. watercolor

En el fondo de mi alma
más allá de lo que ves
existe un cementerio,
en él las tumbas de los
amores que a mi vinieron
las ilusiones que se esfumaron
que fallecierón.

En un rincón apartado del cementerio,
está una cruz guardando un féretro
es el cadáver de mi amor más tierno,
de mi amor más vivo, pero hoy ya muerto.

Nunca quieras acercarte al cementerio,
camina por do quieras en mi alma,
descubre sus montes y sus playas,
báñate en la luz de sus luceros,
sacia tu sed en su agua blanca.

Más… no vayas nunca al cementerio
no quieras encontrar desesperanza;
no te acerques a su puerta
descubrirías que su lodo
puede hacerme mala.

3 comentarios:

Víctor Manuel dijo...

Un poema fatalista. la vida no es sufrir sino saber ser feliz. El pasado no existe sino el ahora porque el mañana sigue siendo una quimera. Y los amores pasan y hay que verlos como una experiencia que alimentó nuestras vivencias.

Yo visitaré tu cementerio para convertir todo tu corazón en un jardín de luz y color.
Felicitaciones Víctor Manuel

Libia Amparo Quintero U dijo...

Victor Manuel dices: " el pasado no existe" y estoy de acuerdo, lo que pasa es que por no saber mejor y por entender menos persistimos en seguir atados a los patrones que conocemos, uno de ello nuestro famoso tiempo.
Creo que es todo un eterno presente en el que exitimos, se me asemeja a una barra en la cual podemos movernos hacia cualquiera de los extremos y asi revivimos cosas que en nuestro sistema de tiempo ya pasaron o podemos tambien experimentar cosas que están por suceder lo que para darle un nombre llamamos futuro.

Cuando dices "para convertir tu corazón en un jardín de luz y color"
Déjame aconsejarte un poquito más de humildad. En mi corazón ya existe mucha luz y color, regresa a mis poemas y bebe de mi alma su agua blanca, báñate en su luz.
La esencia de mi alma es la luz, !y nadie, absolutamente nadie puede proveerme de lo que ya poseo, de lo que ya tengo, de lo que ya soy!

Acerca de la felicidad, creo que es una gracia que se nos ofrece y que nosotros decidimos si queremos aceptarle. La clave de todo esta ahí, en ese famoso y polémico "libre albedrío". Nadie puede hacernos felices, excepto nosotros mismos
Es nuestra decisión, y es depronto nuestro único derecho.

antonio dijo...

No entiendo mucho De estructura poética pero me parece que es bastante buena por que toca la fibra por eso para mí lo es , como dice "mí" mujer ( el adjetivo posesivo para designar a las personas nunca me ha acabado de gustar por que nadie pertenece a nadie ): de los malos momentos suelen salir cosas bonitas ,y esta sin duda lo es.
Saludos.